domingo, 16 de noviembre de 2014

Sonido a Serrano

No se pero me encanta poder soñar, son tantas cosas, es la forma mas barata y sencilla de permanecer con gente, recordarla y entablar conversaciones con ellas.

Aunque ya no mantengas conversaciones con ellas, ni las veas, sueño con ellas, todo tan real que dudo de mi despertar. Todo, todo es taaan real que amanezco hecha polvo, a veces sonrío como cuando tomaste aquel cafe con tu amigo, igual, pero simplemente levantando la cabeza de la almohada, desperté soñándote.

Me gustaría saber como sería la vida si fuera hecha de realidad y sueños, porque para mi ya lo es, después de un día en el instituto, otra rutina empieza al cerrar los ojos.
Todo lo que veo, oigo, me pasa o pienso, lo sueño, va tornandose en temas, donde en mi almohada desembocan.

A veces me llegan a afectar tanto para bien como para mal, me emocionan, como el ver lo que serian mis hijos, o la terrible más grande despedida o ver una persona que ya no ves desde lunas.

Y a veces, he tenido miedo de mi misma, porque a lo mejor no a todos, pero a mi, a veces, se me han cumplido los sueños. Hace tiempo fue para bien, pero ahora, es algo receloso.
Piensa, que son solo sueños, y ya suficiente vivirlos durmiendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario